Por Mercedes Figueroa “La lámpara del cuerpo es el ojo. Cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas”. Lucas 11:34 (RVA1995) Cuidar lo que vemos es cuidar nuestra integridad espiritual. Nuestros ojos juegan un papel muy importante en…

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: