Pr. Marcelo Ceballos

Ver video:

RESUMEN:

«Por tanto, id y haced discípulos de todas las naciones , bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que os he mandado. Y os aseguro que estaré con vosotros siempre, hasta el fin del mundo». Mateo 28:19‭-‬20 (NVI)

La comisión es una tarea corporativa que tenemos al ser parte de la iglesia. «Ir» nos habla de una acción, una tarea de toda la iglesia.

«Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres». Hechos 8:4‭-‬5‭, ‬12 (RVR1960)

Nuestra tarea es hacer avanzar el evangelio del  reino, predicando a Cristo. La cruz es permanente y vigente en cualquier parte del mundo.

«Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento». Hechos 28:30‭-‬31 (RVR1960)

El evangelio predicado, era el evangelio del reino.

«Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!  Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada». 1 Corintios 9:16‭-‬17 (RVR1960)

Nos fue asignado el ministerio de la reconciliación. Todo lugar que no es ocupado por la iglesia, será ocupado por las tinieblas.

Tenemos la necesidad de formar discípulos. Discípulo es el que sigue los pasos de su maestro. Discipulado es un proceso de formación de Cristo en nuestras vidas. Es un proceso de muerte.

Tenemos que entender que estamos en la tierra en colaboración al plan eterno de Dios. El llamado de la iglesia no es solamente para la salvación, sino para la transformación de vida.

El discípulo es testigo de las obras de Cristo en la tierra. El discipulado de Cristo es resistido porque implica dejar lo que nosotros queremos.

Si no entramos en el proceso de discipulado, no vamos a poder entender los tiempos de la iglesia. La meta de un discipulador es llevar a todo discípulo perfecto delante de Dios para toda buena obra.

El discipulado es un proceso formativo de vida, no intelectual. Para medirnos tenemos que usar a Cristo como regla. El discipulado no es una opción, es obligatorio para todos los que somos parte de la iglesia.

«Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros». 2 Timoteo 2:2 (RVR1960)

Nuestra misión es de conocerle, para luego darlo a conocer.

«El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo». Colosenses 1:13 (RVR1960)

Nuestra vida tiene que tener coherencia con el sistema de Dios, con su reino. Representamos la cultura del reino de los cielos. Tenemos que ser coherentes con aquello que la verdad dice de nosotros.

Pr. Marcelo Ceballos

 

Puede descargar el PDF con los puntos más importantes de esta prédica, haciendo clic aquí.

 

 

Otras Prédicas

Cristo nuestro Señor

Último mensaje de . 8 septiembre, 2019. Predicador: Leandro Garay

Vivir un evangelio genuino

Último mensaje de . 11 agosto, 2019. Predicador: Julian Rios

Honra al Espíritu Santo

Último mensaje de . 11 agosto, 2019. Predicador: Julian Rios

Dependientes de la gracia

Último mensaje de . 11 agosto, 2019. Predicador: Julian Rios

Santificándonos.

Último mensaje de . 11 agosto, 2019. Predicador: Marcelo Ceballos
© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: