Prédica del domingo 26/07/2015

¿Necesitas un milagro? ¿Que estás haciendo para recibir este milagro?

Jesús tiene la última palabra sobre nuestras vidas. La mayor manifestación del poder de Dios es el poder de la resurrección, Dios tiene el poder para darle vida a lo que estaba muerto. Dios tiene el poder para darte una vivienda propia. Dios tiene el poder para sanar a tu hogar. Dios tiene el poder para crear órganos nuevos, para sanar toda dolencia de nuestros cuerpos. El que a mi viene no le hecho fuera, ven a Jesús en este día.

«Pasados los dos días, Jesús siguió camino a Galilea. Él mismo había declarado que un profeta no recibe honra en su propio pueblo. Sin embargo, los galileos lo recibieron bien, porque habían estado en Jerusalén durante la celebración de la Pascua y habían visto todo lo que él hizo allí.

En su paso por Galilea, Jesús llegó a Caná, donde había convertido el agua en vino. Cerca de allí, en Capernaúm, había un funcionario de gobierno que tenía un hijo muy enfermo. 47 Cuando supo que Jesús había ido de Judea a Galilea, fue a verlo y le rogó que se dirigiera a Capernaúm para sanar a su hijo, quien estaba al borde de la muerte. Jesús le preguntó: —¿Acaso nunca van a creer en mí a menos que vean señales milagrosas y maravillas?
—Señor, por favor —suplicó el funcionario—, ven ahora mismo, antes de que mi hijito se muera.

Entonces Jesús le dijo: —Vuelve a tu casa. ¡Tu hijo vivirá!

Y el hombre creyó lo que Jesús le dijo y emprendió el regreso a su casa. Mientras el funcionario iba en camino, algunos de sus sirvientes salieron a su encuentro con la noticia de que su hijo estaba vivo y sano. Él les preguntó a qué hora el niño había comenzado a mejorar, y ellos le contestaron: «Ayer, a la una de la tarde, ¡la fiebre de pronto se le fue!». Entonces el padre se dio cuenta de que la sanidad había ocurrido en el mismo instante en que Jesús le había dicho: «Tu hijo vivirá». Y tanto él como todos los de su casa creyeron en Jesús. Esa fue la segunda señal milagrosa que hizo Jesús en Galilea al volver de Judea». Juan 4:43-54

► ESCUCHAR AUDIO

Escribir un comentario:

Your email address will not be published.

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: