Por Diego Toledo

“Renovaos en el espíritu de vuestra mente” Efesios 4:23 (RVR1960).

La renovación de la mente no es algo que podemos hacer mecánicamente, esto nace de una comunión diaria con el Padre, teniendo una relación cercana con el Espíritu Santo y profundizando en la palabra de Dios. Tenemos que romper con toda estructura en nuestras vidas, dejar de seguir tradiciones o formas de pensar a las que estamos acostumbrados. Muchas veces le seguimos la corriente a lo que hace la mayoría y pensamos que eso está bien. Pero su palabra, nos enseña que no nos conformemos a este siglo (Romanos 12:2).

La transformación es un proceso interno, que se va haciendo visible en lo externo, porque produce cambios reales en nosotros, debido a que empezamos a entender cuál es la voluntad agradable y perfecta de Dios para nosotros, y comenzamos a vivir de acuerdo a esa voluntad divina. Tenemos que derribar mentiras que se levantaron en nuestra mente y empezar a declarar las verdades que Cristo a dicho de nosotros. Eso lo descubrimos en Su palabra, no solo con una lectura de corrida, sino con un estudio profundo de la misma. Allí encontraremos tantas verdades, que empezarán a producir cambios reales de parte de Dios y toda mentira que está arraigada en lo más oculto de nuestra mente comenzará a ser destruida por el poder del Espíritu Santo.

                  Para reexionar: ¿Está pasando tiempo en la presencia de Dios? ¿Está escudriñando su palabra? ¿Usted cree que está en el centro de la voluntad de Dios? Si cambiamos nuestra manera de pensar, cambiaremos nuestra manera de vivir.

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: