1994 – 1995, En la Casa del Pastor David

Imagen1

1994 – 1995, En la Casa del Pastor David.

Era un Domingo 28 de Agosto del año 1994, a media mañana el pastor David Saint junto a su familia se reunieron en la calidez de su living para adorar a Dios, solo los 4. Tomados de la mano hicieron pacto con Dios, de que le servirían siempre, con la única condición de que él les acompañe. En esa reunión Billy dirigió por primera vez las alabanzas rascando su guitarra negra. La pastora Edith oró intensamente aquella mañana y expresó que la iglesia se llamaría “El Renuevo” por que en ella muchos serían renovados de cuerpo, alma y espíritu. Damaris, la hija menor de la familia pastoral con tan solo 12 añitos pero con mucho talento y ministerio escondido les acompañaba con empeño y seguridad. El Pastor David predicó aquella mañana de la Gran Comisión, de cuán importante era para Dios que ganemos almas.

El Domingo siguiente el grupo habían crecido un 50%, ya eran 6. La primera inversión fue comprar 20 almohadillas de oración, luego una red y una pelota de voley para atrer jóvenes por medio del deporte.

Un hermoso día Domingo, estando reunidos los 4 y alguien más en el living como solían cada semana, llega una familia numerosa en su ranchera. Fueron la respuesta de Dios a tantas oraciones. Fue así como a partir de ese Domingo la familia Romero comenzó a congregarse en El Renuevo, al poco tiempo ya venía un colectivo lleno de gente desde Arguello. Cada domingo había que sacar todos los muebles, los adornos, las sillas y las mesas al patio para que entraran todos en el living que hasta hacía unos Domingos se veía tan grande.

La iglesia estaba en su auge, gente nueva se entregaba a Cristo cada Domingo. La familia pastoral estaba con las manos llenas de trabajo para hacer. Los jóvenes jugaban al voley en la plaza cada sábado para atraer a otros chicos, esa fue la táctica que utilizó Dios para agregar a una señorita que le encantaba el voley, y que años después sería la esposa del pastor Billy, Inés Lovelli.

Imagen2Imagen3

1995 – 1997, Varela Berro.

Imagen4Imagen5

1995 – 1997, Varela Berro.

Pasó cerca de un año y medio y asi como el bebé crecía la cuna iba quedando chica, asi que el pastor David, comenzó a buscar un salón más grande. Luego de un tiempo estaban instalados en una casa con un living grande, ubicada en la calle Varela Berro del barrio Las Magnolias. Un ex pastor donó 50 sillas, un púlpito y varias cosas más a la iglesia.

Fue un tiempo muy lindo, más familias se agregaron a la iglesia y eramos una gran familia en Cristo. Si bien estaban más cómodos con aulas para escuela bíblica, un patio hermoso, etc, aunque no estaban cómodos por dentro, ya que al cabo de menos de un año y medio ya la segunda cuna quedaba chica de nuevo! Cuando celebraron el 3er Aniversario llegaron a ser más de 120 personas en un solo living!!! Ese cuadro es imposible de olvidar! Todos apretujados pero con el corazón lleno de alabanza y expectativa. Fue debido a eso que tuvimos que comenzar a hacer reuniones en el patio de la casa.

1997 – 1999, Fray Luis Beltrán

1997 – 1999, Fray Luis Beltrán.

Con una membresía regular de unos 80 miembros y con mucha, mucha fe alquilamos un enorme salón ubicado en la Av. Fray Luis Beltrán, a solo media cuadra de donde estabamos antes. Fue un tiempo hermoso en el que Dios formó un grupo de Adolescentes y Jóvenes, el grupo de alabanza creció de 2 a 10 músicos. Se iniciaron los ministerios de damas y varones. La escuela dominical estallaba. Ese año no alcanzaban las aulas, así que dos clases se dictaban una en una Trafic y la otra en el famoso Falcon del pastor.

Fue la primera vez que la iglesia tuvo una plataforma, la cual estaba hecha de una mesa de ping pong apoyada sobre cajones de coca, por supuesto muy disimulada con una tela. Durante el año 98 Dios tenía planeado un tratamiento especial para la familia pastoral y los obreros. Les haría pasar por un desierto tal como el que pasó Jesús los 40 días de ayuno. La membresía comenzó a decrecer, nadie entendía nada y el alquiler se hacía cada vez más difícil de pagar. Por esta razón tomaron las decisión de alquilar un salón más humilde con la meta de ahorrar y poder comprar un salón propio. Fue un tiempo muy duro, pero Dios estuvo con nostros.

Imagen7Imagen8

1999 – 2001, vuelta a Las Magnolias

Imagen9Imagen10

1999 – 2001, vuelta a Las Magnolias

Fue así como rentamos un galpón en frente de la casa del pastor, en el barrio Las Magnolias. Era un lugar feísimo, el cual, con muuuucho esfuerzo hicimos que pareciera una iglesia al menos por dentro.

La membresía decayó, los adolescentes y jóvenes era un grupito de 5 o 6; los músicos eran 3. Tres músicos que tocaban como 6 instrumentos en total rotando cada domingo. Sobraban sillas….. No obstante el pastor y los obreros oraban y oraban y oraban.

Ese año fue el debut del Pastor Luis como pastor interino durante 5 meses. La escuela Dominical se hacía en la casa del Pastor David. Hasta los dormitorios estaban ocupados con clases.

Si bien el desierto fue largo y penoso, Dios tenía un plan: les estaba preparando para algo grande. Algo que no se imaginaban pero que añoraban con todo su ser en lo más profundo. Nunca dejaron caer sus brazos, insistieron, trabajaron con lágrimas, oraron, confiando en Dios, como viendo al invisible, que con ojos naturales no podían ver.

2001 – 2003, Marqués de Sobremonte

2001 – 2003, Marqués de Sobremonte.

Dios habló nuevamente: “David, es hora. Ya es el tiempo, quiero que te levantes y busques otro salón, pero que sea más grande porque yo les voy a bendecir”. Con un poco de temor, pero obediente el pastor comenzó a recorrer el lugar y buscar salones, lotes, casas para alquilar, hasta que llegó a la esquina de Pérez Correa y Espinosa Negrete.

Un miércoles a la noche, se comvocó a todos los obreros después de una reunión de oración y vinieron a visitar el nuevo salón antes de alquilarlo. Se veía grande, cómodo y lindo. Se tomaron de las manos en el medio de la oscuridad y oraron con devoción, fe y convicción.

El primer Domingo de Mayo tuvieron su primera reunión en el salón nuevo! Ya podían respirar sin humedad, había grandes ventanales. Era un nuevo comienzo, un cambio de aire. De a poquito Dios comenzó a añadir todos los que habrían de ser salvos.

Así fue como Dios tomó la vasija rota y comenzó a moldearla de nuevo, a darle nueva vida. Se añadieron familias enteras, el grupo de jóvenes comenzó a crecer y crecer. La alabanza sonaba más hermosa que nunca. Muchas familias, hombres y mujeres fieles comenzaron a integrarse a la familia. Antes de cumplirse un año ya se habían bautizado más de 25 personas!! Dios comenzó a cambiar vidas, transformar corazones, sanar enfermos, derramar de su Espíritu, llamar a personas al ministerio, confirmando el llamado inicial hace 8 años atrás.

Imagen11Imagen13

2004 – Actualidad, La France.

2004 – Actualidad, La France.

En 2004 la iglesia recuperó un predio que pertenecía a una iglesia que el pastor David había pastoreado anteriormente. A partir de ese momento, con una felicidad inmensa y agradecimiento a Dios por contar con un lugar propio, la iglesia hizo algunas refacciones y se mudó definitivamente a barrio La France. Al lado del salón, había un sitio valdío, el cual se compró con los ahorros que se venían haciendo.

En el año 2005 y 2007, dos personas muy queridas, que dieron todo por la obra de Dios, se nos adelantaron a la vida eterna. Hoy son recordadas con mucho amor y admiración en nuestros corazones. Dámaris y Edith Saint fueron de gran influencia para las personas que pasamos por El Renuevo.

Con la ayuda de Dios, la iglesia siguió creciendo. Construimos el salón en el que nos encontramos hoy. Surgieron nuevos ministerios, se agregaron más obreros, más áreas, más reuniones, más aulas y fuimos avanzando juntos.

Hoy continuamos trabajando para extender el reino y agradecemos a Dios por su fidelidad en todos estos años. Seguimos para adelante, haciendo la tarea que nos ha sido encomendada.

“No pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Fil. 3:13-14

Imagen15Imagen14