Por Natanael Ceballos

“¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos” Apocalipsis 3:20 (NTV)

Jesús está diciéndole a la iglesia de Laodicea que por favor lo dejen entrar. ¿Qué contradictorio no? La iglesia creía que lo estaban adorando cuando en realidad Él estaba afuera.

Laodicea significa “el gobierno del pueblo”. Lamentablemente muchas congregaciones del cuerpo de Cristo se han transformado en la iglesia de “Laodicea” haciendo lo que las personas quieren, y no lo que Dios quiere, tratando de conformar a todos y haciendo los cultos en función de lo que a la congregación le agrada. Se dan todas las comodidades, entretenimientos y lujos; pero perdieron la sensibilidad y la comunión con Dios. Laodicea no se dió cuenta de que Jesús estaba fuera tocando la puerta para que lo dejen entrar y ser parte de la mesa. Sentarse a la mesa es símbolo de gobierno y toma de decisiones. Es doloroso ver cómo muchas veces hacemos “cosas para Dios” que Él nunca pidió. Esto pasa cuando queremos atraer a personas para crecer en número, pero a costa de dejar a Dios fuera de las decisiones.

Tenemos que volver a ser dependientes de Dios para organizar las reuniones, preguntarle continuamente qué canciones quiere escuchar, que palabra quiere ministrar, de qué forma, y cuáles son sus diseños. El Espíritu Santo se caracteriza por hacer algo nuevo siempre, nunca repite, vive innovando. Debemos entender que las reuniones son para Él, y que no podemos hacer solo lo que a nosotros nos gusta. Ser íntimos de Dios nos hace conocer su corazón y entregarle lo que es de su agrado.

Esto también se aplica a nuestras vidas personales. ¿Preguntamos al Espíritu antes de tomar una decisión? Alguien dependiente no toma ninguna decisión sin antes consultarlo con el Espíritu, ni la más mínima. Es tiempo de devolverle al Espíritu de Dios el gobierno de nuestras vidas y de su iglesia. Jesús termina diciendo: “Por lo tanto, sé diligente y arrepiéntete de tu indiferencia”
Apocalipsis 3:19 (NTV).

Para reflexionar: ¿Consulta al Espíritu Santo antes de tomar una decisión?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: