Por Fabiana De Sola

“La luz brilla en la oscuridad para los justos, son generosos, compasivos y rectos. Les va bien a los que prestan dinero con generosidad y manejan sus negocios equitativamente. A estas personas no los vencerá el mal, a los rectos se los recordará el mal, a los rectos se los recordará por mucho tiempo. Ellos no tienen miedo de malas noticias, confían plenamente en que el Señor las cuidará. Tienen confianza y viven sin temor, y pueden enfrentar triunfantes a sus enemigos”. Salmo 112:4-8 (NTV)

En la intimidad con nuestro Padre es donde encontramos y tomamos la autoridad que Él nos da como hijos. Es donde aprendemos a caminar en justicia, verdad, rectitud y donde tomamos todo lo que Él tiene para nosotros.

Podemos tener la seguridad de que seremos luz en la oscuridad, que tendremos confianza, que Él nos defenderá de las acechanzas del enemigo y donde no hay temor de lo que vendrá.

Cada creyente que sea íntimo de Dios verá la señales que le seguirán a los que le creen, y por donde quiera que vayan serán el perfume de Cristo cambiando atmósferas y manifestando el Reino de los cielos en la tierra.

Pongamos toda nuestra confianza en Él, sabiendo que él tiene cuidado de nosotros. Sólo le animo a que tome la autoridad que Él nos dio como hijos y que sepa disfrutar el tiempo de intimidad con el Padre. Allí vamos a escuchar lo que Dios tiene preparado para nosotros.

Le animo a que dedique un tiempo de intimidad real con el Padre, donde puedan conversar y adorar juntos ¡Eso edificará su vida!

Para reflexionar: ¿Sus tiempos con el Padre son de calidad? ¿Sobre que situaciones hoy debe usted gobernar como hijo de Dios?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: