Por Eliana Campos

“En Cristo, ustedes están completos y no necesitan nada más”. Colosenses 2:10a (PDT)

¿Qué es la dependencia emocional? Es una necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra, pueden ser parejas, amigos o familia. Es consecuencia de necesidades emocionales que no han sido satisfechas en la niñez (como el rechazo, abandono, falta de amor, separación, falta de seguridad, falta de reconocimiento, etc.) y que se intentan cubrir por medio de otra persona. Es una forma de idolatría relacional.

El término dependencia significa “estar pendiente o excesivamente apegado a algo para sentirse seguro. Esto crea en la persona que sea incapaz de enfrentar las tensiones de la vida, sintiéndose inseguro, con miedo a la soledad. Por lo general, el dependiente, tiene autoestima baja, necesidad de ser aceptado y suele manifestar enfermedades, como depresión y ansiedad. Busca en otra persona el complemento de estas necesidades.

La otra persona pasa a estar en primer plano, ocupando el lugar de Dios en nuestro corazón. Toda nuestra vida se centra en satisfacer los deseos de la otra persona, y en obtener su reconocimiento.

En la cruz son suplidas cada una de nuestras necesidades emocionales. Cuando nos rendimos ante Cristo y dejamos que Él llene esos vacíos, comenzamos a conocer la verdad y entramos en la luz (que es Cristo mismo). Al hacerlo, las mentiras no tienen más poder sobre nosotros y somos libres.

Para reflexionar: Mujeres ¿Cree usted tener dependencia emocional con alguna persona? ¿Qué busca en sus relaciones? Si ese es el caso, pídale ayuda a su discipulador.

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: