Por Natanael Ceballos

“Pues ustedes son hijos de su padre, el diablo, y les encanta hacer las cosas malvadas que él hace. Él ha sido asesino desde el principio y siempre ha odiado la verdad, porque en él no hay verdad. Cuando miente, actúa de acuerdo con su naturaleza porque es mentiroso y el padre de la mentira”. Juan 8:44 (NTV)

El mundo, entendido como sistema, funciona en base a la mentira. Por eso cada vez hay más muerte, más separación de Dios. La mentira alza su voz por todas partes. Grita por medio de la publicidad, canta en la música, habla en los programas de televisión y radio, es predicada en las conversaciones, en películas y series. Y así se va repitiendo y va convenciendo a las personas de
que es verdad. Va moldeando maneras de pensar conforme al sistema de las tinieblas, que solo buscan esclavizar.

En un mundo donde la mentira trabaja día y noche para instalarse en las mentes, los que portamos la verdad (a Cristo) necesitamos gritar más fuerte, la verdad que nos hace libres. Porque la mentira muchas veces también está dentro de las congregaciones, que la verdad traiga luz y nos ayude a discernir (diferenciar) la verdad de la mentira.

Somos portadores de la verdad, y debemos volvernos expertos en la verdad: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad” 2 Timoteo 2:15 (NTV). Lo mejor que puede pasarnos es que nos volvamos una verdad viviente. Cuando empezamos a ser la manifestación de la verdad, tiene un efecto cautivante. La verdad enamora y se vuelve adictiva, porque cuando experimentamos lo verdadero nunca más queremos volver a lo falso.

No podemos negociar la verdad, porque caeríamos en el engaño. La verdad es una sola, es pura, íntegra, no acepta mezclas. Debemos volvernos defensores de la verdad.

“Pues no podemos oponernos a la verdad, más bien siempre debemos defender la verdad”. 2 Corintios 13:8 (NTV)

Para reflexionar: Nuestra tarea en este mundo es defender la verdad. Y la mejor forma de hacerlo es vivirla. ¿Su vida refleja que es un portador de la verdad?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: