Por Gabriela Farias

“Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo”. 2 Corintios 10:5 (NVI)

La mente es un campo de batalla que esta minado de pensamientos erróneos y debemos llevarlos cautivos antes de que ellos nos lleven cautivos a nosotros. Satanás siempre intenta establecer en nuestra mente pensamientos engañosos, y utiliza con astucia diferentes estrategias como la moda, las tendencias, la sociedad, etc. para esclavizarnos con nuestra equivocada manera de pensar.

A través del conocimiento, lectura, meditación de la Palabra y ayuda del Espíritu podemos someter nuestros pensamientos a la luz de Cristo. Jesús cuando fue tentado en el desierto hizo uso de la Palabra y así pudo derribar las mentiras que el enemigo trato de usar para hacerlo caer. Debemos examinar nuestra mente, desechar nuestros pensamientos y pensar con los pensamientos de Dios.

Es un trabajo de paciencia y perseverancia, no crea que lo lograra de un día para otro, pero recuerde que Cristo ya venció en la cruz y obtuvo allí la libertad de nuestra mente. Eso nos da autoridad sobre nuestros pensamientos; de igual manera el Espíritu Santo nos da gracia y poder para llevar cautivos los pensamientos a la obediencia de Cristo y es en este proceso que somos transformados en la persona que Él quiere que seamos.

Ejemplos de algunos pensamientos equivocados: de engaño, de ira, de soborno, de impureza sexual, de suicidio, de venganza, de incredulidad, etc. Hay muchos más, pero lo bueno es saber que en la biblia encontramos la ayuda justa para alcanzar la victoria sobre estos y cada uno de ellos.

      Para reflexionar: ¿Qué pensamientos están perturbando tu mente? ¿Te estas alimentando de la Palabra de Dios para poder derribarlos?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: