Por Marcelo Ceballos

“Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito”. Romanos 8:28 (LBLA)

Para cumplir el propósito al cual hemos sido llamados, necesitamos atravesar procesos donde vamos a ser moldeados. Muchas personas quieren que Dios cumpla su propósito en ellos, pero no quieren atravesar procesos, sin embargo, déjame decirte que para llegar al cumplimiento del propósito divino necesitas ser procesado ya que de otra manera no estarás capacitado para atender el mismo.

El salmista declara en el salmo 138:8 que “Jehová cumplirá su propósito en mi” (RVR1960). David fue ungido como rey pero, para llegar a serlo tuvo que atravesar distintos procesos -los cuales casi le cuestan la vida-, pero aun en medio de su sufrimiento, no se rindió sino que permaneció firme para alcanzar el propósito de Dios. David se enfrentó a humillaciones, persecuciones, abandono, traiciones, y un sin número de cosas, pero el objetivo de todo ello era formar su carácter y personalidad para que cuando el propósito de Dios se cumpliera, él estuviera preparado.

Dios utilizará toda circunstancia, y toda adversidad que nos rodea para formarnos conforme al propósito por el cual fuimos creados.

Para reflexionar: ¿Está atravesando un proceso? ¿Ha entendido que para todo creyente lo más importante es cumplir los propósitos del Reino?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: