Por Johana Figueroa

“Estimados hermanos, amémonos unos a otros porque el amor viene de Dios. Todo el que ama tiene a Dios como su Padre y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, pues Dios es amor”. 1 Juan 4:7-8 (PDT)

Una de las necesidades más profundas de cada individuo es ser amado. Sentirse solo y no amado puede ser devastador. Pero sabemos que el amor que nos otorga nuestro Papá puede cambiar esta situación.

Muchos de nosotros no sabemos amar o amamos incorrectamente por el solo hecho de no haber experimentado el amor de Dios. ¿Cómo experimentamos el amor del Padre? Conociendo y pasando tiempo con Él. Para empezar a experimentarlo, vamos a destacar cualidades de su persona, ya que Él es amor.

Vivir como hijos de Dios es saber en el instante mismo que somos amados por nuestro creador, no porque intentemos agradarle y lo consigamos, o porque fallemos en hacerlo y le pidamos perdón, sino porque Él desea ser nuestro Padre. Por nada más. Todos nuestros esfuerzos por ganar Su afecto son innecesarios. Todos nuestros temores de perder su afecto son inútiles. No podemos hacer que Él nos quiera más de lo que ya nos ama.

La biblia está llena de verdades maravillosas para nosotros, pero la más importante es saber que Dios es nuestro Padre. Pero no es cualquier papá, como los nuestros. En la Biblia cuenta que Dios es como un padre amable que ama con desesperación, que quiere estar con nosotros, que perdona, y que le interesa saber cada uno de los detalles de nuestra vida. Pero hay un problema:
Muchas veces nuestros Papás y mamás no mostraron un amor tan bueno y hermoso como el de Dios, y por eso muchas veces nos cuesta aceptar a Dios como un Padre amoroso.

Para reflexionar:  Es necesario comenzar un tiempo de búsqueda para experimentar ese amor verdadero. ¿Usted está experimentando este hermoso e infinito amor en su vida? ¿Cree que aún Dios lo ama cuando fracasa o se equivoca? ¿Logra identificar si está buscando amor en personas? ¿Busca formas de ser más apreciado o atendido por los demás?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: