Por Natanael Ceballos

“Esa Buena Noticia nos revela cómo Dios nos hace justos ante sus ojos, lo cual se logra del principio al fin por medio de la fe. Como dicen las Escrituras: «Es por medio de la fe que el justo tiene vida»”. Romanos 1:17 (NTV)

El evangelio se vive por fe, en fe y para fe. La fe es un elemento clave en el evangelio, porque las verdades se van haciendo realidad en nuestra vida al creerlas. La fe es un medio. Cuando una verdad es revelada y creemos en ella, la podemos experimentar y se vuelve real. En cambio cuando escuchamos la verdad, pero no la creemos, no podemos vivirla. En varias ocasiones el apóstol Pablo se refiere a la vida cristiana como una carrera de fe. La única forma de avanzar en esta carrera es perfeccionándola, mediante nuestra capacidad para creer. Es lo único que nos hará llegar a la meta, poder vivir el evangelio.

“Por la fe entendemos que todo el universo fue formado por orden de Dios, de modo que lo que ahora vemos no vino de cosas visibles” Hebreos 11:3 (NTV). La fe tiene la capacidad de manifestar lo invisible en forma visible. Trae lo espiritual a lo natural. Hace que sea posible experimentar la verdad. ¿Sabe cuál es su realidad en Cristo? ¿Está viviendo las verdades del evangelio en su vida?

Repasemos algunas de estas verdades. Según Efesios 1 fuimos bendecidos con toda clase de bendición espiritual, estamos unidos a Cristo, somos uno con Él. Significa que Cristo vive en nosotros y nosotros en Él. Donde nosotros estamos Él está, y donde Cristo está, nosotros también estamos. Nos amó y nos escogió. Nos hizo santos. Nos adoptó como miembros de su familia al adoptarnos como sus hijos. Nos hizo partícipes de su herencia. Derramó abundante gracia sobre nosotros. Compró nuestra libertad con la sangre de su Hijo y perdonó nuestros pecados. Nos dio toda sabiduría y entendimiento. ¡Estas verdades son nuestra realidad en Cristo!

Para reflexionar: ¿Sabe cuál es su realidad en Cristo? ¿Está viviendo las verdades del evangelio en su vida?

© 2015 "El Renuevo" | Iglesia Cristiana Evangélica.
Arriba
Seguinos en: